Posts Tagged ‘democracia’

h1

Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet

2 diciembre, 2009

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Anuncios
h1

La Era de la Gilipollez

1 diciembre, 2009

Los manuscritos del Mar Muerto hablan de una guerra por haber, una guerra de los hijos de la luz contra los hijos de la oscuridad. Hay noches en las que sueño que tal guerra va a estallar un día estos, a modo de guerra civil. De personas contra personas, como todas.

Supongo que mi sueño es consecuencia directa de la firme idea que habita mi cabeza y que me dice que desde hace ya bastantes años, el mundo entero tiende a la gilipollez. Todo nos da miedo, todo nos consterna, todo nos afecta sobremanera. Creemos ver monstruos por todas partes y gritamos alto para denunciarlos, llevarlos al paredón, a la guillotina. Erróneamente. Y aún así levantamos muros invisibles para separar a unos humanos de otros, y abrazamos con tal naturalidad la vida cómoda que vemos lógico que los autoproclamados ministros de Dios echen de la iglesia a unas docenas de diputados pero perdonen todo pecado a cualquier genocida de uniforme, sin exigir cuentas por gran hipocresia a una comunidad que entre sus preceptos tiene el de “no prestarás falso testimonio”, y mientras tanto, otros pretenenden enarbolar cruces y estandartes contra el infiel como si la Edad Media no hubiera terminado con el Renacimiento.

Mientras tanto en nuestra casa los hay que se hacen pasar por pobres para tratar de mantener el statu quo y para más INRI el gobierno, mi gobierno (!), se pone de su lado y nos la cuela por la escuadra. ¿Y por qué? Porque tenemos tanto miedo a quedarnos sin trabajo y no poder pagar la hipoteca o la tele de plasma (o LED o LCD) que no caemos en la cuenta de que somos nosotros mismos los responsables, cada vez que agachamos la cabeza, de que haya todavía genocidas con uniforme, idiotas que se creen tener más derecho que el vecino por tener la piel de un color u otro, sacerdotes con voluntad de mandato terrenal, y jueces sumarísimos en los periódicos. Palabra palabrita: cada vez que alguien cambia un voto por la película de la sobremesa, ese mismo Dios aún presente en demasiados colegios, mata a un gatito.

h1

La Dignidad y la Caverna

26 noviembre, 2009

Doce periódicos de la esfera catalana, tanto castellano como catalanoparlantes publican hoy un editorial titulado “La Dignidad de Catalunya” en que defienden el estatuto de 2006, aprobado por el Parlament, las Cortes Generales, y sancionado por la Jefatura del Estado tras ser aprobado por más del 73% de los sufragios en junio de 2006. Esto no ha gustado nada a la Caverna. En especial a El Mundo de Pedrojota, que pocas horas después publicaba lo que se ve perfectamente en la siguiente imagen.

La respuesta editorial de El Mundo

Respuesta editorial de El Mundo

Está claro que a cierta derecha cavernaria no le gusta la idea de que un territorio conquistado por las armas recupere un amplio autogobierno. Los catalanes, mejor que callen y paguen peajes. Sabe bien quien me conoce que tengo yo tanto de nacionalista catalán como de judío ultraortodoxo, pero debo decir, como ciudadano de los que no tiene por lengua materna la que es común a todo el Estado, que la visión unitaria y que mira por encima del hombro de los cavernarios como Pedrojota y su equipo editorial me produce sarpullidos. Cuesta, con gente como esta, sentirse integrado en una España que parece que sólo quiere a esos tantos millones de catalanes en su seno con la boca cerrada y las manos atadas.

Sea como fuere, no puedo sino suscribir, como la gran mayoría de por aquí – y aunque yo lo sea de adopción – el editorial de hoy de la prensa catalana. Una decena de jueces de carrera no pueden colocarse por encima de aquello que los representantes del pueblo han acordado y la ciudadanía refrendado. Pues como todos sabemos, en democracia, el pueblo fue antes que cualquier constitución, y es la segunda que emana del primero, y no al revés.

h1

Una para NNGG!

10 noviembre, 2009

Gracias a Netoratón, hoy podré quedarme más ancho que largo tras disfrutar de los “valores” de la “derecha” (¿centro? ¿eso qué es?) que con gran elocuencia expone el chico tan bien vestido del video a continuación, Ángel Rey, miembro de la ponencia política.

Vamos por partes:

  • Educación. Ángel cree que Educación para la Ciudadanía es una asignatura adoctrinante (o “atorterinantes”).  Le recomiendo a él, y a toda la derecha católica, que se lean el currículo de tal asignatura. Si “adoctrinar” en democracia, liberté, égalité, fraternité y derechos humanos es tan terrible, les invito a mudarse a Irán; seguro que allí encuentran un sistema político más de su agrado. “Además, se ha reforzar la autoridad del profesor” ¿A golpe de ley como propuso el PP en las cortes? ¿No sería mejor educar en el respeto, dar ejemplo de que no todo vale? Supongo que el hecho de que la gran mayoría de maestros sean de izquierdas explica por qué no entendéis lo que “educación” significa.
  • Defensa de la vida. Querido Ángel, te remitiría directamente a mis posts de biología para obispos, pero me quedaría corto, por que hablando de derechos, tengo tanto derecho a querer suicidarme como a querer vivir, igual que lo tengo a no trabajar si no quiero, a pasarme el día leyendo manga, o a comer gambas al ajillo cada día, siempre y cuando no haga daño a nadie (donde “nadie” es titular de derechos y deberes por igual). Sí, el aborto y la eutanasia son una gran tragedia para quien las pasa, pero ningún vecino tiene derecho – ni jamás debería tenerlo – a denunciar a esa persona. Es una manía persecutoria de la derecha llenarse la boca de libertad y después querer decir a todo el pueblo como tiene que vivir su vida.
  • Salario mínimo (plato principal!). Dice Ángel, que “el salario mínimo atenta contra el empleo juvenil”. Le explicaré a Ángel una cosa anecdótica. Un servidor empezó a trabjar a los 18 para pagarse los estudios, entre otras cosas. Todos los días de la semana excepto los lunes y domingos noche me los pasaba en una brasería de Sants-Montjuic, de las 12 a las 5 y de las 8 hasta cierre, que solía caer sobre la una y media. Unas 48 horas a la semana, por un salario de “joven” de unos 700€. Doy gracias al salario mínimo porque si no, seguramente ni hubiera llegado a eso. Me figuro que también piensa que los convenios colectivos son un “atentado” contra el “empleo”, y los querrá “reducir progresivamente hasta su eliminación”. Ay, para los neocons – viejos y jóvenes – siempre hay tantas garantías y derechos sociales que deben ser eliminados…
  • Libertad en Internet. Esto va a ser lo único en lo que estemos de acuerdo, pero no hay que confundirse. La libertad en internet no se basa en evitar la “monitorización” y demás. Por más que les cueste creerlo a algunos, el gobierno socialista no “espía” ni a los de la Gürtel ni a nadie. Las conexiones en las telecomunicaciones se han registrado desde hace mucho tiempo, y por supuesto, son sólo accesibles bajo mandato judicial. Hablar de que Internet está a punto de dejar de ser “el medio de la libertad” es populismo y demagogia. Sobre todo, porque la libertad de internet no está donde apunta NNGG, sino en la neutralidad de la red.
  • Energía Nuclear. Hay que ver; mientras el socialismo apuesta por reconvertir el sector y cerrar progresivamente las centrales nucleares, NNGG apuesta por acabar con la moratoria nuclear. Venga a construir más centrales nucleares, venga a generar residuos radioactivos… claro, y el cambio climático es un mito. Una cosa te digo: si se hacen las nucleares en La Moraleja o sitios por el estilo, a lo mejor me lo pienso.

Y el vídeo no da para más. Si esta es la derecha moderada del futuro, no me quiero imaginar como será la derechísima.

h1

Biología para obispos (y 2!)

19 octubre, 2009

Empecé este blog arremetiendo contra la ignorancia (seguramente intencionada) de la jerarquía católica por considerar que un conjunto de un par de miles de células (evitentemente vivas, al igual que cualquier colonia de protozoos) constituyen un ser humano, y por ende, un ciudadano titular de derechos – y deberes supongo, ¿no?

Sea como fuere, y dada la oportunidad que me brinda la excursión por Madrid de los purpurados y sus amiguitos del alma, así como la comparsa de gente que no soporta que cada uno viva su vida como le plazca, para escribir de nuevo sobre la nueva Ley del Aborto, opiniones y revoltijos varios.

Uno pensaría que se han equivocado de color primario

Uno pensaría que se han equivocado de color primario

Vaya de antemano que  según recientes encuestas, el 70% de la población española está a favor de la nueva Ley. ¿A qué, pues, tanto revuelo? Bueno, supongo que como dice Eslava Galán en “Historia de España contada para escépticos“, la iglesia sigue disponiendo de miles de púlpitos desde los que manipular a aquellos que estén dispuestos a escucharla. Y así ha sido, de nuevo. Y el sábado pues, convocados por el foro de la familia y muchas, muchas más organizaciones (que no deben tener muchos miembros), los purpurados se vieron acompañados por cargos públicos del PP, un ex presidente del gobierno del Estado, bastante gente normal estrecha de miras, y algún que otro energúmeno, supongo. Dicen ellos que eran muchos (entre millón y medio y dos millones). La ciencia, esa patraña despreciada por amplios sectores del conservadurismo, dice que eran muchos, pero que muchos menos.

Guerra de cifras aparte, la verdad es que ver a tanta gente manifestándose contra el derecho de una mujer de vivir su vida como quiera me resulta triste. Que a estas alturas de la historia, haya tanta gente (bueno, tanta, tanta…) a favor de controlar vidas ajenas, me resulta, cuando menos, reprobable. Sí, digo a favor de controlar porque por más que los llamen – o se autodenominen – “provida”, basta ver sus actitudes y opiniones para ver que son “procontrol”: a favor de controlar lo que cada uno hace con su vida.

Quieran o no quieran, la verdad es que la nueva Ley de la Aborto amplía derechos, otorga seguridad jurídica, y equipara el aborto a cualquier otra intervención quirúrgica, al posibilitar la libre elección de menores mayores de 16 años. Que quede ampliar o reforzar políticas de família es otra cosa, que no viene al caso discutir en estos momentos.

Por fortuna, la democracia, como bien apunta Geógrafo Subjetivo, es algo que se define en las urnas y se ejerce en sede parlamentaria, no en las calles, así que mucho me temo que los purpurados y sus amiguitos del alma tendrán que contentarse con protestar infructuosamente.

h1

“Aquesta és la seva democràcia”

23 marzo, 2009

“Esta es su democracia”. Lo he oído en varios de los videos que esta mañana, tras leer el artículo del viernes de mi admirado compañero Ferran Pedret en Temps de Canvi, me he dispuesto a ver para tratar de entender un poco más todo el tema, ya no del Proceso de Boloña, sino de la contestación, y no he podido evitar reflexionar un poco sobre el tema.

Existe un sector – minoritario – en la sociedad catalana que se opone frontal y radicalmente a todo lo que venga de España. Venir de España, por supuesto, es venir del extranjero, pues algunos aún no han superado el trauma de 1714. Venir de España, es también maléfico por definición. Supongo que una cosa va ligada a la otra. Y como Boloña viene de España (de Bruselas de hecho, pero Madrid es quien lo implanta), y además viene sazonado con cantidad de mentiras sobre la universidad que no procederé a enumerar, es el mal absoluto en forma de reforma normativa, la policía se asemeja a una horda de hunos, y el “sistema” algo que hay que combatir.Cremá de la bandera

Nota aclaratoria: yo no soy patriota de esos que apelan al romanticismo quasi-mitológico, ni de un sitio ni de otro, yo soy estadista, creo en el estado como comunidad de ciudadanos, en uno fuerte como se lo ve desde la izquierda. Así pues, hablo de España como hablaría de Catalunya si como quieren algunos ésta fuera independiente, porque mucho me temo que el problema seguiría siendo el mismo.

Dicho esto. Volvamos al “esta es su democracia”.

“Esta”. Pronombre demostrativo femenino singular. Como aparece en los vídeos de disturbios y manifestaciones, se refiere supongo a la actuación policial. Bien, como la mayoría de compañeros que han escrito sobre el tema, considero hasta cierto punto desproporcionada la actuación de algunos miembros de los mossos. En todo grupo de personas hay siempre algunas más violentas que otras, y por eso la policia tiene sus mecanismos de control, que en el caso de la policia catalana, son bastante más exhaustivos que en los casos de sus colegas de otras partes. Con todo, si buscais en la red los videos, veréis también sillas de las terrazas de los bares de Pza. Universitat volando directas hacia la policia. Supongo que entre los manifestantes debía haber también alguno que otro con actitud violenta.

“Su”. Posesivo singular de la tercera persona del plural. Le plantea a uno ciertas dudas. ¿No participan los estudiantes de esta democracia? Tengo mis dudas, porque como he dicho anteriormente, todo lo que viene de España es malo por definición, y la democracia también vino de España. En todo caso, ¿significa eso que el sistema educativo ha fallado al tratar de mostrarles los valores fundamentales del estado?  ¿significa eso que la primera generación que ha nacido en democracia no cree en ella? En el caso de este sector minoritario que no sé cómo denominar, creo que no, que no creen en “su” democracia, de la que ellos no son partícipes.

“Democracia”. Del griego antiguo δημοκρατία, sustantivo femenino singular. La democracia es la forma de gobierno del estado español, como lo reflejan la Constitución y la Ley. Democracia, a diferencia de lo que sostienen algunos, no es votar cada ciertos años. La democracia – social además en el caso de España – conlleva un séquito de derechos, libertades, y obligaciones. La democracia, a diferencia de lo que piensan los que estaban encerrados en el rectorado de la UB, no es de nadie, y es de todos. Uno de estos derechos es el Derecho de Audiencia. Se establece en el artículo 105.a  de la Constitución Española:

La ley regulará la audiencia de los ciudadanos, directamente o a través de las organizaciones y asociaciones reconocidas por la ley, en el procedimiento de elaboración de las disposiciones administrativas que les afecten. 

En los años que he estado en la universidad, incluído el actual, he participado siempre de movimientos asociativos, y conozco dónde se queda este derecho en lo que al gobierno de las universidades se refiere. Tristemente, el brazo político-sindical de este sector minoritario y radical, entendido como SEPC y Coordinadoras de Asambleas de Estudiantes, insiste  (y lo recuerdo cuando empezamos a hablar de Boloña en 2003) en no querer participar.

Llegan, leen un manifiesto antes de empezar por el cual no reconocen a cualquiera que sea la mesa de negociaciones por motivox X, Y, y Z. Y al de un par de días ocupan las facultades, las empapelan con carteles en los que la realidad es un bien escaso o tergiversado en todo caso, convocan huelgas, y llaman fascista a cualquiera que no comparta su credo.

Y la verdad, diría yo, es que teniendo mecanismos de participación en “nuestra” democracia, las ocupaciones, cortes de avenidas, y demás acciones destinadas solamente a llamar la atención sin construir ni aportar nada a la sociedad, no deberían tener cabida. Pero se le ha dado, con cada día de ocupación permitido, con cada concesión. Y dentro de esa cabida se han hecho fuertes, y la historia, ya hemos visto todos cómo acaba.

Os digo: personalmente, yo los hubiera sacado el primer día. Con todo, negarse a hablar y ocupar facultades no deja de ser otra forma de violencia. Y al fin y al cabo y como dijo Max Weber, es el estado el que tiene el monopolio de ese medio.