Posts Tagged ‘carta’

h1

Una para NNGG!

10 noviembre, 2009

Gracias a Netoratón, hoy podré quedarme más ancho que largo tras disfrutar de los “valores” de la “derecha” (¿centro? ¿eso qué es?) que con gran elocuencia expone el chico tan bien vestido del video a continuación, Ángel Rey, miembro de la ponencia política.

Vamos por partes:

  • Educación. Ángel cree que Educación para la Ciudadanía es una asignatura adoctrinante (o “atorterinantes”).  Le recomiendo a él, y a toda la derecha católica, que se lean el currículo de tal asignatura. Si “adoctrinar” en democracia, liberté, égalité, fraternité y derechos humanos es tan terrible, les invito a mudarse a Irán; seguro que allí encuentran un sistema político más de su agrado. “Además, se ha reforzar la autoridad del profesor” ¿A golpe de ley como propuso el PP en las cortes? ¿No sería mejor educar en el respeto, dar ejemplo de que no todo vale? Supongo que el hecho de que la gran mayoría de maestros sean de izquierdas explica por qué no entendéis lo que “educación” significa.
  • Defensa de la vida. Querido Ángel, te remitiría directamente a mis posts de biología para obispos, pero me quedaría corto, por que hablando de derechos, tengo tanto derecho a querer suicidarme como a querer vivir, igual que lo tengo a no trabajar si no quiero, a pasarme el día leyendo manga, o a comer gambas al ajillo cada día, siempre y cuando no haga daño a nadie (donde “nadie” es titular de derechos y deberes por igual). Sí, el aborto y la eutanasia son una gran tragedia para quien las pasa, pero ningún vecino tiene derecho – ni jamás debería tenerlo – a denunciar a esa persona. Es una manía persecutoria de la derecha llenarse la boca de libertad y después querer decir a todo el pueblo como tiene que vivir su vida.
  • Salario mínimo (plato principal!). Dice Ángel, que “el salario mínimo atenta contra el empleo juvenil”. Le explicaré a Ángel una cosa anecdótica. Un servidor empezó a trabjar a los 18 para pagarse los estudios, entre otras cosas. Todos los días de la semana excepto los lunes y domingos noche me los pasaba en una brasería de Sants-Montjuic, de las 12 a las 5 y de las 8 hasta cierre, que solía caer sobre la una y media. Unas 48 horas a la semana, por un salario de “joven” de unos 700€. Doy gracias al salario mínimo porque si no, seguramente ni hubiera llegado a eso. Me figuro que también piensa que los convenios colectivos son un “atentado” contra el “empleo”, y los querrá “reducir progresivamente hasta su eliminación”. Ay, para los neocons – viejos y jóvenes – siempre hay tantas garantías y derechos sociales que deben ser eliminados…
  • Libertad en Internet. Esto va a ser lo único en lo que estemos de acuerdo, pero no hay que confundirse. La libertad en internet no se basa en evitar la “monitorización” y demás. Por más que les cueste creerlo a algunos, el gobierno socialista no “espía” ni a los de la Gürtel ni a nadie. Las conexiones en las telecomunicaciones se han registrado desde hace mucho tiempo, y por supuesto, son sólo accesibles bajo mandato judicial. Hablar de que Internet está a punto de dejar de ser “el medio de la libertad” es populismo y demagogia. Sobre todo, porque la libertad de internet no está donde apunta NNGG, sino en la neutralidad de la red.
  • Energía Nuclear. Hay que ver; mientras el socialismo apuesta por reconvertir el sector y cerrar progresivamente las centrales nucleares, NNGG apuesta por acabar con la moratoria nuclear. Venga a construir más centrales nucleares, venga a generar residuos radioactivos… claro, y el cambio climático es un mito. Una cosa te digo: si se hacen las nucleares en La Moraleja o sitios por el estilo, a lo mejor me lo pienso.

Y el vídeo no da para más. Si esta es la derecha moderada del futuro, no me quiero imaginar como será la derechísima.

Anuncios
h1

Carta abierta a González-Sinde

5 noviembre, 2009

Ministra,Ángeles González Sinde

vaya por delante que al nombrarla de esta manera, se me marchitan un poco la fe en el gobierno del Estado, el carné del partido socialista, e incluso el de la SGAE (núm. 82727 si es de interés de alguien – si bien nunca he visto un céntimo de tal asociación). Usted no debería ser Ministra de un gobierno de izquierdas, y tenga por seguro que si lo es no es por méritos propios, si no más bien por el pago a escote que la cúpula – que no las bases – de mi partido realiza a la Sociedad de Autores y Editores. Conste que con todo, en su día no me sumé al linchamiento a su figura que tuvo lugar en la Red al considerar que tal vez el ocupar un cargo de tal relevancia le inspirara a realizar su tarea con acierto. Los últimos seis meses han demostrado que estaba sumamente equivocado.

Dicho esto, y como músico de formación, no tengo más remedio que evidenciar la estupidez (desde el respeto) que ha expresado al decir que “Mozart vivía en la miseria por no tener derechos de autor“. Permítame decirle lo que siempre me decía a mí mi padre, y seguramente el suyo a usted. Cuando no sepa de algo, lo mejor es callarse. Como me figuro que su formación como filóloga clásica con máster en estudios cinematográficos no incluía temas como Historia de la Música, un servidor, que pasó 14 años encerrado en escuelas de música varias, le invita a leer como mínimo una biografía de Mozart, o a ver Amadeus, en su defecto (y así de paso aprender algo más de una película que se llevó 8 Oscars).

Le recomiendo además un repaso a cuantos libros de historia del derecho encuentre, haciendo especial énfasis en el derecho de autor, y verá que es un concepto moderno (de finales del siglo XVIII) y además surgido en democracia (Reino Unido, Estados Unidos, Francia post-revolucionaria). Tal derecho no es aplicable en el Imperio Austro-Húngaro, del que Mozart fue súbdito. Y sea como fuere, la propiedad de las obras fue propiedad siempre de quien las encargaba, y dado que la mayor parte de músicos vivían a sueldo de palacios y aristócratas y componían mayormente por encargo, dudo que hubieran acumulado derecho de autor alguno. Aún así otros músicos, como Haydn y Salieri, vivían con holgura y tranquilidad en la misma Viena.

Permítame recordarle, además, que la vida de Mozart era la de una estrella del Rock de los setenta o los ochenta: “Sex, drugs, and rock ‘n’ roll”, sustituyendo el rock por las orquestas simfónicas y los estadios por teatros. Fíjese, seguramente sea la protoestrella del rock que ha llegado a viejo más famosa – a la par que Kurt Cobain. Me figuro que en un mundo sin marketing, sin discos ni DVDs que vender a precios de escándalo, cuotas de radio, o subvenciones a proyectos sin futuro (o penicilina!), el ir constantemente del burdel a la taberna y de vuelta en el burdel debía de tener un coste bastante elevado.

Sólo una cosa más. Usted no debería ser ministra, sobre todo porque siéndolo tiene la facultad de otorgarse subvenciones a sí misma, y eso se llama conflicto de intereses, como bien apuntó la Asociación de Internautas hace unos meses. Pero es que además no le queremos. Ni los internautas, ni muchos socialistas, y no hablemos ya de muchos otros sectores.

Señora González-Sinde: le di seis meses de “confianza política” con esperanzas poco fundadas, pero esperanzas al fin y al cabo, pero su actuación de esta mañana demuestra que, con tan poco saber de una de las expresiones culturales más antiguas de la humanidad, así como de su historia, no está capacitada para estar al frente de un Ministerio que en todo caso debiera conformar una Secretaría de Estado bajo el de Educación (a mi parecer) . Pero no pierda la fe; siempre podrá seguir haciendo películas de calidad más que discutible con dinero público.