Posts Tagged ‘aborto’

h1

Una para NNGG!

10 noviembre, 2009

Gracias a Netoratón, hoy podré quedarme más ancho que largo tras disfrutar de los “valores” de la “derecha” (¿centro? ¿eso qué es?) que con gran elocuencia expone el chico tan bien vestido del video a continuación, Ángel Rey, miembro de la ponencia política.

Vamos por partes:

  • Educación. Ángel cree que Educación para la Ciudadanía es una asignatura adoctrinante (o “atorterinantes”).  Le recomiendo a él, y a toda la derecha católica, que se lean el currículo de tal asignatura. Si “adoctrinar” en democracia, liberté, égalité, fraternité y derechos humanos es tan terrible, les invito a mudarse a Irán; seguro que allí encuentran un sistema político más de su agrado. “Además, se ha reforzar la autoridad del profesor” ¿A golpe de ley como propuso el PP en las cortes? ¿No sería mejor educar en el respeto, dar ejemplo de que no todo vale? Supongo que el hecho de que la gran mayoría de maestros sean de izquierdas explica por qué no entendéis lo que “educación” significa.
  • Defensa de la vida. Querido Ángel, te remitiría directamente a mis posts de biología para obispos, pero me quedaría corto, por que hablando de derechos, tengo tanto derecho a querer suicidarme como a querer vivir, igual que lo tengo a no trabajar si no quiero, a pasarme el día leyendo manga, o a comer gambas al ajillo cada día, siempre y cuando no haga daño a nadie (donde “nadie” es titular de derechos y deberes por igual). Sí, el aborto y la eutanasia son una gran tragedia para quien las pasa, pero ningún vecino tiene derecho – ni jamás debería tenerlo – a denunciar a esa persona. Es una manía persecutoria de la derecha llenarse la boca de libertad y después querer decir a todo el pueblo como tiene que vivir su vida.
  • Salario mínimo (plato principal!). Dice Ángel, que “el salario mínimo atenta contra el empleo juvenil”. Le explicaré a Ángel una cosa anecdótica. Un servidor empezó a trabjar a los 18 para pagarse los estudios, entre otras cosas. Todos los días de la semana excepto los lunes y domingos noche me los pasaba en una brasería de Sants-Montjuic, de las 12 a las 5 y de las 8 hasta cierre, que solía caer sobre la una y media. Unas 48 horas a la semana, por un salario de “joven” de unos 700€. Doy gracias al salario mínimo porque si no, seguramente ni hubiera llegado a eso. Me figuro que también piensa que los convenios colectivos son un “atentado” contra el “empleo”, y los querrá “reducir progresivamente hasta su eliminación”. Ay, para los neocons – viejos y jóvenes – siempre hay tantas garantías y derechos sociales que deben ser eliminados…
  • Libertad en Internet. Esto va a ser lo único en lo que estemos de acuerdo, pero no hay que confundirse. La libertad en internet no se basa en evitar la “monitorización” y demás. Por más que les cueste creerlo a algunos, el gobierno socialista no “espía” ni a los de la Gürtel ni a nadie. Las conexiones en las telecomunicaciones se han registrado desde hace mucho tiempo, y por supuesto, son sólo accesibles bajo mandato judicial. Hablar de que Internet está a punto de dejar de ser “el medio de la libertad” es populismo y demagogia. Sobre todo, porque la libertad de internet no está donde apunta NNGG, sino en la neutralidad de la red.
  • Energía Nuclear. Hay que ver; mientras el socialismo apuesta por reconvertir el sector y cerrar progresivamente las centrales nucleares, NNGG apuesta por acabar con la moratoria nuclear. Venga a construir más centrales nucleares, venga a generar residuos radioactivos… claro, y el cambio climático es un mito. Una cosa te digo: si se hacen las nucleares en La Moraleja o sitios por el estilo, a lo mejor me lo pienso.

Y el vídeo no da para más. Si esta es la derecha moderada del futuro, no me quiero imaginar como será la derechísima.

h1

Biología para obispos (y 2!)

19 octubre, 2009

Empecé este blog arremetiendo contra la ignorancia (seguramente intencionada) de la jerarquía católica por considerar que un conjunto de un par de miles de células (evitentemente vivas, al igual que cualquier colonia de protozoos) constituyen un ser humano, y por ende, un ciudadano titular de derechos – y deberes supongo, ¿no?

Sea como fuere, y dada la oportunidad que me brinda la excursión por Madrid de los purpurados y sus amiguitos del alma, así como la comparsa de gente que no soporta que cada uno viva su vida como le plazca, para escribir de nuevo sobre la nueva Ley del Aborto, opiniones y revoltijos varios.

Uno pensaría que se han equivocado de color primario

Uno pensaría que se han equivocado de color primario

Vaya de antemano que  según recientes encuestas, el 70% de la población española está a favor de la nueva Ley. ¿A qué, pues, tanto revuelo? Bueno, supongo que como dice Eslava Galán en “Historia de España contada para escépticos“, la iglesia sigue disponiendo de miles de púlpitos desde los que manipular a aquellos que estén dispuestos a escucharla. Y así ha sido, de nuevo. Y el sábado pues, convocados por el foro de la familia y muchas, muchas más organizaciones (que no deben tener muchos miembros), los purpurados se vieron acompañados por cargos públicos del PP, un ex presidente del gobierno del Estado, bastante gente normal estrecha de miras, y algún que otro energúmeno, supongo. Dicen ellos que eran muchos (entre millón y medio y dos millones). La ciencia, esa patraña despreciada por amplios sectores del conservadurismo, dice que eran muchos, pero que muchos menos.

Guerra de cifras aparte, la verdad es que ver a tanta gente manifestándose contra el derecho de una mujer de vivir su vida como quiera me resulta triste. Que a estas alturas de la historia, haya tanta gente (bueno, tanta, tanta…) a favor de controlar vidas ajenas, me resulta, cuando menos, reprobable. Sí, digo a favor de controlar porque por más que los llamen – o se autodenominen – “provida”, basta ver sus actitudes y opiniones para ver que son “procontrol”: a favor de controlar lo que cada uno hace con su vida.

Quieran o no quieran, la verdad es que la nueva Ley de la Aborto amplía derechos, otorga seguridad jurídica, y equipara el aborto a cualquier otra intervención quirúrgica, al posibilitar la libre elección de menores mayores de 16 años. Que quede ampliar o reforzar políticas de família es otra cosa, que no viene al caso discutir en estos momentos.

Por fortuna, la democracia, como bien apunta Geógrafo Subjetivo, es algo que se define en las urnas y se ejerce en sede parlamentaria, no en las calles, así que mucho me temo que los purpurados y sus amiguitos del alma tendrán que contentarse con protestar infructuosamente.

h1

Biología para Obispos

16 marzo, 2009

Voy a abrir este blog con algo de polémica educativa, dado que imagino que la mayoría de clérigos de este país cursaron solamente estudios de letras (sin perjuicio para los que sean de letras, claro está).

Esto es un embrión. El Diccionario de la Real Academia Española lo define como:

(Del gr. ἔμβρυον).

1. m. Ser vivo en las primeras etapas de su desarrollo, desde la fecundación hasta que el organismo adquiere las características morfológicas de la especie.

2. m. En la especie humana, producto de la concepción hasta fines del tercer mes del embarazo.

3. m. En las plantas fanerógamas, esbozo de la futura planta, contenido en la semilla.

4. m. Principio no desarrollado de algo.

Si se busca en cualquier manual de Biología (no tengo ninguno a mano ahora mismo, así que haré uso de la wikipedia:

Un embrión es un organismo pluricelular en sus primeras etapas de desarrollo

Asi pues, parece claro que un embrión dista de ser un miembro de la especie cuyo ADN contiene, ¿no? Por cierto, el de la foto es de la especie Bos primigenius taurus, comunmente conocida como vaca. Entonces, ¿a qué tanta polémica?

Sin ser ningún experto en teología, diría que la apuesta que hace el sector comandante de la Iglesia Católica por mellar continuamente el Estado de Derecho responde a:

  1. La tendencia demostrada que tiene el clero a preocuparse por lo general por los no-natos y los muertos antes que por los vivos.
  2. Una cierta idea medieval de que es Dios y no el ser humano quien decide cuándo y como engendrar a otro ser humano y que por tanto, la vida de un par de millones de células no es propiedad del ser humano que le proporciona cobijo, alimento, y oxígeno en tanto ese par de millones de células no es capaz de funcionar por sí mismo.

Ahora que el gobierno del Estado propone aborto libre hasta las 14 semanas de gestación, los Obispos se han enfudado de nuevo el chubasquero de protesta y se disponen a iniciar una nueva campaña, incidiendo en que cualquier especie protegida goza de más protección jurídica que un no-nato.

Le da uno la sensación de que deberían volver al instituto. Y es que por polémico que pueda resultar, sí, un lince ibérico es algo infinitamente más valioso que un par de millones de células.