h1

Biología para Obispos

16 marzo, 2009

Voy a abrir este blog con algo de polémica educativa, dado que imagino que la mayoría de clérigos de este país cursaron solamente estudios de letras (sin perjuicio para los que sean de letras, claro está).

Esto es un embrión. El Diccionario de la Real Academia Española lo define como:

(Del gr. ἔμβρυον).

1. m. Ser vivo en las primeras etapas de su desarrollo, desde la fecundación hasta que el organismo adquiere las características morfológicas de la especie.

2. m. En la especie humana, producto de la concepción hasta fines del tercer mes del embarazo.

3. m. En las plantas fanerógamas, esbozo de la futura planta, contenido en la semilla.

4. m. Principio no desarrollado de algo.

Si se busca en cualquier manual de Biología (no tengo ninguno a mano ahora mismo, así que haré uso de la wikipedia:

Un embrión es un organismo pluricelular en sus primeras etapas de desarrollo

Asi pues, parece claro que un embrión dista de ser un miembro de la especie cuyo ADN contiene, ¿no? Por cierto, el de la foto es de la especie Bos primigenius taurus, comunmente conocida como vaca. Entonces, ¿a qué tanta polémica?

Sin ser ningún experto en teología, diría que la apuesta que hace el sector comandante de la Iglesia Católica por mellar continuamente el Estado de Derecho responde a:

  1. La tendencia demostrada que tiene el clero a preocuparse por lo general por los no-natos y los muertos antes que por los vivos.
  2. Una cierta idea medieval de que es Dios y no el ser humano quien decide cuándo y como engendrar a otro ser humano y que por tanto, la vida de un par de millones de células no es propiedad del ser humano que le proporciona cobijo, alimento, y oxígeno en tanto ese par de millones de células no es capaz de funcionar por sí mismo.

Ahora que el gobierno del Estado propone aborto libre hasta las 14 semanas de gestación, los Obispos se han enfudado de nuevo el chubasquero de protesta y se disponen a iniciar una nueva campaña, incidiendo en que cualquier especie protegida goza de más protección jurídica que un no-nato.

Le da uno la sensación de que deberían volver al instituto. Y es que por polémico que pueda resultar, sí, un lince ibérico es algo infinitamente más valioso que un par de millones de células.

Anuncios

2 comentarios

  1. Buenas Joan!!

    Muy buen artículo. Te enlacé en mi última entrada donde trato también el tema.

    http://javierjimenez-blog.blogspot.com/2009/03/libertad-de-expresion-si-demagogia-no_7134.html

    Salud!!


  2. La religión, cómo opción personal que es de cada uno, debería quedar en el ámbito privado.
    Si no se les diera tanto bombo y platillo, no salieran en las noticias, y el Estado los ignorara llevando a cabo la supuesta laicidad de este, se acabarían muchas tonterías.



Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: